31,30€ 26,99€

TWO TAHITIAN WOMEN
Pintura realizada alrededor de 1899 por Paul Gauguin (1848–1903)
Puedes elegir entre una impresión a tamaño único en lienzo de 400gr/m2 de algodón 100% o nuestras ya clásicas combinaciones de cartulina gráfica de 180gr/m2.


"El gran Gauguin creó un nuevo lenguaje que después adoptarían los jóvenes (y mejores vendedores) vanguardistas: un novedoso y expresivo uso del color, el gusto por la simplicidad del primitivismo, la audaz experimentación en todos los ámbitos y técnicas, la bohemia y la intención de alejarse de lo establecido, lo que se podría calificar de pura subversión. La vida de Gauguin fue fiel a su leyenda. De París a Lima en su niñez, ahí empieza el primero de sus muchos viajes. Una vez retornado a Francia, ingresa en la marina con 17 años donde da la vuelta al mundo. Después, otra vez en París, se hace agente de bolsa obteniendo buenos ingresos que le permiten iniciar una colección de pinturas y posteriormente empezar a pintar él mismo. Ahí es cuando decide dedicarse exclusivamente al arte, sacrificando su estabilidad económica e incluso familiar. Se traslada a la Bretaña francesa, donde su pintura cambia radicalmente, del impresionismo a «esa otra cosa» de camino entre simbolismo y lo desconocido. Ahí empieza a separar la imagen pictórica en zonas de color fuertemente contrastadas y a menudo delineadas con negro, llegando a recordar a las vidrieras (cloisonismo) y se volcó en el sintetismo. Se va después a Panamá, trabajando en el Canal y después a Martinica, lugar en el que redescubre la belleza de lo primitivo. De regreso a Francia, pasa una breve (y tormentosa) temporada con Van Gogh en Arles, y finalmente se va a Tahití, donde vive ya como un nativo. Regresa ocasionalmente a París, pero el reconocimiento a su talento no llega, salvo en los círculos más vanguardistas, así que decide volver a su verdadero hogar, la Polinesia, donde fallece enfermo de sífilis, alcoholizado y cansado de luchar. Una botella de láudano al lado de su cadáver hacen pensar que murió de sobredosis. Poco después de su muerte, su figura sería reivindicada por los dos grandes artistas modernos: Matisse, que quedó embrujado por su uso libre y expresivo del color, y Picasso, que se «enamoró» de la vida y obra del artista y copió su primitivismo para «Las señoritas de Avignon»"

NOTA
Si ya tiene un bastidor elegido o bien prefiere alguno de nuestros marcos, podemos adaptar cada obra a tamaños DIN o equivalente, respetando su proporción mediante el correspondiente "enmarcado blanco".
Tan solo deje un comentario en la compra del producto.

Te ayudamos un poco más: Hemos creado esta foto orientativa para que a partir de una persona de 175 centímetros de altura se pueda intuir el tamaño de las laaminas y de los marcos.

Referencia de tamaños

Productos relacionados

Visto recientemente

4.5
100
Atención de 10 El envío se ha producido muy rápido, estaba embalado perfectamente, eso me ha gustado. He tenido un pequeño problema y me lo han solucionado con celeridad, la atención de 10. 19 DE JULIO SANDRA
Envío muy rápido Envío muy rápido. Lamina de calidad 18 DE JULIO PILAR
Muy buena calidad de impresión Muy buena calidad de impresión. El marco es perfecto para su precio y el trato y envío perfecto también. 100% profesionales. 8 DE JULIO PETER
Rápido y muy bien embalado Rápido y muy bien embalado, muy contenta con los cuadros!! 7 DE JULIO MARTA